Thursday, February 04, 2016

CONFESIONES DE UN HOMBRE DE MAS DE 40..

Hoy estaba en el gimnasio, entre la maquina de dorsales y el remo para oblicuos, minding my own business, cuando de repente...TUVE UNA EPIFANIA (una MUY diferente a aquella que tuve en un Monasterio Budista de Sri Lanlka hace algunos años): tengo que cambiar el nombre del Blog...

Y si...Con tanto trabajo eneagramatico ya no soy ni Pobre (no en el sentido "pecuniario" sino espiritual.,que en lo pecuniario siempre lo fui...)  ni niño ni pijo .
Mucha agua corrio bajo el puente en estos ultimos 10 años (Sí, creelo: este blog ya tiene 10 años) "y sigo en el intento buscando un mundo que no encuentro" como canta Patricia Sosa en "Te Dejaré".

No sé si alguna vez ls conté como surgió la frase "POBRE NIÑO PIJO". Resulta que hace muchos años, cuando yo aún era Hotelero (pero empezaba a hacer mis primeros palotes en el Counseling y en el Eneagrama) vivía en casa un amigo español muy querido. Vasco, para ser más exactos. En ese entonces, con mi Ego a flor de piel, mi foco estaba puesto en otras cosas bastante más banales que las que me interesan hoy día. Usualmente solía quejarme de cosas bastante superflúas y vanas de ls cuales mi amigo-un actor bohemio E4-solía tomar en broma. Un día, llegué del trabajo con una mezcla de furia, frustración y desengaño porque no habia conseguido un ascenso (bueno: en realidad no era un ascenso, sino un cambio de Departamento) y él, que ya estaba bastante harto de escuchar mis frivolas quejas , espetó:
-"Pobre Niño Pijo...Los niños se mueren de hambre en Africa y él se lamenta porque no lo ascendieron en su pijo trabajo".
Y a partir de allí, no hubo retorno.El "Pobre Niño Pijo" me quedó estampado como un tatuaje indeleble en la piel...
Sin embargo, miro para atrás y observo que  mi camino de desarrollo personal y transformación, escrito con sangre y espinas, diluyó bastante a ese Pobre Niño Pijo, que era un hibrido de American Psycho con Charlotte Chantal Caniggia, todo disfrazado bajo un manto de "Hippie Chic" (O sea una imagen "hippona", pero friamente calculada...Si hay Vanidad, que no se note dirian mis "primos" los 3 AC).

Pero el tiempo pasó, experiencias profundas pasaron, amores perros pasaron. Como el Hermano Price en el musical "The Book Of Mormon", tuve mi propio "Spooky Mormon Hell Dream" descendí al más profundo de los abismos, enfrentandome a mis mas oscuras y bajas miserias; me enlodé en el fango y me narcoticé, "nueveando" los ultimos años. Morí y resucité y volvi a morir varias veces, renaciendo una y otra vez como el Ave Fénix (que asumo sería mi "Patronus" de Harry Potter). Y vaya a saber Dios cuantas más voy a morir y resucitar.
 
Gontxu en su camino de transformación

Pero bueno, no olvidemos que después de todo...LA FLOR DE LOTO NACE DEL FANGO.

Ahora el dilema "hamletiano" es el siguiente: mi Blog es bastante conocido por su nombre. Tengo cientos de personas que me siguen y otras cientos que diariamente me googlean para leer el Blog. Y aunque conservaré el mismo dominio...¿Qué pasará si le cambio el nombre? (Por cierto, el nuevo nombre sería el de este post: "CONFESIONES DE UN HOMBRE DE MAS DE 40").
Así que, mis queridos lectores, opinen y voten..¿Le cambio o no le cambio el nombre al blog? ¿Alguien lo hizo con el suyo?

Heeeeeelppppp!!!

Saludos

Gontxu